Historias de miedo para contar en la oscuridad (2019)
“Las historias hieren, las historias curan”
agosto 9, 2019
A 47 metros 2: el terror emerge (2019)
A 47 metros 2: el terror emerge (Crítica de cine)
agosto 15, 2019
Historias de miedo para contar en la oscuridad (2019)

All images courtesy of © Lionsgate Home Entertainment

#CriticadeMiedo

Historias de miedo para contar en la oscuridad

Decepcionante thriller sobrenatural de André Ovredal plagado de elementos de denuncia social, que se mueve con soltura en la fusión de géneros, aunque al final se quede en una simple película de terror para adolescentes que nunca llega a estar a la altura de lo que se esperaba.

Título original: Scary Stories to Tell in the Dark (USA/CAN, 2019) Color, 108 mins.
Director: André Øvredal
Reparto: Zoe Colletti, Michael Garza, Gabriel Rush, Austin Zajur

★★✰✰ Scary Stories to Tell in the Dark (2019) on IMDb


Dirigida por el noruego André Ovredal, este thriller sobrenatural ambientado a finales de los 60, con los fantasmas de Vietnam poblando la psique ciudadana, y basado en una colección de historias infantiles escritas por Alvin Schwartz en los 80, es una historia plagada de elementos de denuncia social sobre una joven aspirante a escritora que una noche de Halloween decide visitar con sus amigos la casa encantada local, donde se encuentra, oculto en el sótano, un cuaderno de notas repleto de historias de terror. Pronto descubrirá que las historias del cuaderno son más reales de lo que le gustaría.

Adaptada para la pantalla por Guillermo del Toro, quien también ejerce de productor, y dirigida de manera competente por el realizador de La Autopsia De Jane Doe (2016) , la película se mueve con soltura por la fusión de géneros que propone y su representación de los monstruos recreados por el lapicero del ilustrador Stephen Grammell es lo suficientemente aterradora, aunque quizás no esté a la altura de las sensibilidades de la generación Z, más acostumbrados a una imaginería mucho más violenta y realista que los esqueletos y los espantapájaros encantados de Grammell.

El mayor problema de Historias de miedo para contar en la oscuridad es que, por mucho que se esfuercen Guillermo del Toro y André Ovredal, ese tipo de leyendas urbanas tan arraigadas en el sentimiento colectivo de los 80, no funcionan tan bien representadas literalmente en pleno milenio. Sin una reinvención o, si lo prefieren modernización, que las acerque al paladar contemporáneo, las historias de Schwartz resultan demasiado ingenuas y decididamente pierden todo su potencial de asustar.

Como cualquier producción actual, en Historias de miedo para contar en la oscuridad el espectador es sometido a la consabida tralla de efectos generados por computador, a una dosis moderada de gore y a un puñado de sobresaltos medianamente eficaces, pero nada de ello es capaz de generar por sí solo la emoción y el suspense necesarios para impresionar a una audiencia acostumbrada a horrores más crudos. Es cierto que todo esto quizás pueda ser suficiente para satisfacer a numerosos aficionados que solo buscan un entretenimiento rápido, armados con refrescos y gigantescas bolsas de palomitas, pero para el resto de la audiencia, Historias de miedo para contar en la oscuridad, resulta muy decepcionante.

Al final, el espectador se queda con la sensación de que está contemplando una simple película de terror para adolescentes, ambientada en la era Nixon, ciertamente insustancial, empeñada en hacer aterradoras unas historias inconexas e irregulares, que seguramente podía haber funcionado mejor como una antología o ómnibus, en vez de tratar de imitar el espíritu de otras historias como It (2017) o Verano del 84 (2018) .




terrorbit
terrorbit
Escritor y amante de cine de terror. Superfan de las películas de zombies, cuantos más zombies, mejor. Desde mis ojos, cuatro décadas viendo cine de terror os contemplan.