Nicolas Cage contra animatronics diabólicos
febrero 25, 2020
Cuerdas (2019)
Cuerdas (Crítica de cine)
febrero 27, 2020
Al Interior (2007)

Imagen por cortesía de © Research Entertainment/Metapac Distribución

#ArticulosdeMiedo

Las 5 películas con los embarazos más horripilantes del cine de terror


El milagro de la vida es algo maravilloso y el periodo del embarazo es un tiempo lleno de amor y de felicidad para los futuros papás. Pero, ¿que ocurriría si le añades un buen puñado de aterradoras experiencias como el satanismo, el canibalismo o un violento allanamiento de morada? Pues que, de repente, se transforma en el momento más traumático de sus vidas y, sin duda, en el más terrorífico. Gracias al cine de terror, a continuación veremos cinco películas en las que sucede exactamente eso. Así que si estáis esperando un bebé, no dudéis ni un instante en huir de ellas como alma que lleva el diablo.


Imagen por cortesía de @ Paramount Pictures

1. La semilla del Diablo (EEUU, 1968)

Producida por el maestro del terror William Castle y dirigida magistralmente por Roman Polanski, este aterrador cuento sobre embarazos y satanismo es una de las mejores películas de terror de la historia. Adaptación cinematográfica de una popular novela de Ira Levin, fue una de las primeras en combinar la habitual ansiedad de la madre en gestación con una trama terrorífica o fantástica donde una mujer embarazada empieza a obsesionarse con que su hijo nonato es el objetivo de una conspiración satanista. Su ambigüedad argumental sigue siendo su mejor acierto, pues nunca llegamos a saber si todo es real o, por el contrario, es producto de la obsesión paranoica de su protagonista. A destacar la interpretación de Mia Farrow.


Imagen por cortesía de @ Research Entertainment/Metapac Distribución

2. Al interior (FRA, 2007)

Uno de los mejores exponentes del Nuevo Extremismo Francés, considerada por muchos y con el permiso de Martyrs (FRA, 2008), por supuesto, como la verdadera aspirante al título de Mejor Película de Terror Francesa. Dirigida por el tándem Alexandre Bustillo y Julien Maurym, esta historia sobre una mujer embarazada, recientemente enviudada, que es agredida por una extraña que se cuela en su casa con la intención de robarle el niño nonato, es tan aterradora como cabe esperar. En particular, la escena en que una enlutada Béatrice Dalle apuñala en el estómago con un par de tijeras a la embarazada protagonista es uno de esos momentos aterradores que instantáneamente pasan a la historia del género y te acompañarán para el resto de la vida. Bustillo y Maurym hacen un excelente trabajo recreando la atmósfera de desesperación y ultra-violencia propia del Nuevo Extremismo Francés aunque no menos destacable es el trabajo de Béatrice Dalle, cuya excepcional interpretación de la demente intrusa es un vertiginoso descenso a la locura que arrastra al espectador, incapaz de apartar la mirada de la pantalla a pesar de todo el gore y la violencia que está observando.


Imagen por cortesía de @ Warner Home Video

3. Engendro mecánico (EEUU, 1977)

Hábil mezcla de cine de terror y ciencia ficción, incomprensiblemente menospreciada por la crítica del momento y muy adelantada a su tiempo, sobre un científico que fabrica un superordenador cuyo cerebro orgánico, obsesionado con la creación de la vida, termina inseminando artificialmente a la mujer del científico para engendrar un ser híbrido entre máquina y humano. El soberbio trabajo interpretativo de Julie Christie y la cuidada producción eleva a esta película a la condición de clásico precursor e inspirador de cineastas como David Cronemberg o el subgénero de la tecnología doméstica asesina.


Imagen por cortesía de @ StudioCanal

4. Baby Blood (FRA, 1990)

Cine ‘ultra-gore’ francés, sin duda imbuido en la corriente de gore extremo que se adueñó a principios de los 90 del género de terror con representantes ilustres como Peter Jackson, y que fue presentada en sociedad en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Avoriaz convirtiéndose rápidamente en una de las películas más sangrientas y violentas del momento. La película se plantea como una revisitación sangrienta del instinto materno en la figura de una empleada de circo infectada por un parásito que transforma a su bebé nonato en un monstruo sediento de sangre y que, movida por su instinto materno, se ve obligada a asesinar para alimentarlo. Mención especial merecen los desasosegantes diálogos entre la madre y el nonato, con ese contínuo abuso verbal al que es sometido la protagonista.


Imagen por cortesía de @ 20th Century Fox Home Entertainment

5. El heredero del diablo (USA, 2014)

Rodada con el estilo visual del falso documental o ‘metraje encontrado’, esta adaptación a largometraje del corto del mismo título aparecido en la antología V/H/S (EEUU, 2012) es una modernización de la magistral La semilla del Diablo (EEUU, 1968) en forma de thriller psicológico sobre una pareja de recién casados que tienen que lidiar con un embarazo inesperado y con el comportamiento cada vez más errático y paranoico de la madre quizás no aproveche todo el potencial que el concepto del falso documental proporciona en términos de veracidad y realismo, pero es una película muy competente, con una buena atmósfera visual y una terrorífica historia de base, que se cuenta muy lentamente y desde múltiples ángulos de cámara, sin duda siguiendo los cánones establecidos por otras ilustres películas del subgénero como Paranormal Activity (EEUU, 2007), y alejada de los sobresaltos habituales del género en nuestros días.


#2020 #EmbarazosHorripilantes #BebesAsesinos



terrorbit
terrorbit
Escritor y amante de cine de terror. Superfan de las películas de zombies, cuantos más zombies, mejor. Desde mis ojos, cuatro décadas viendo cine de terror os contemplan.