Antebellum (tráiler oficial)
Antebellum (Tráiler oficial)
marzo 19, 2020
Los payasos asesinos llegan a Netflix
Los payasos asesinos llegan a Netflix
marzo 23, 2020
ninos-espeluznantes-20032020

Imagen por cortesía de © Filmax

#ArticulosdeMiedo

Las 5 películas con los niños más espeluznantes del cine de terror que no podrás olvidar jamás


El género del terror siempre se las ha apañado para transformar los símbolos más inocentes e inocuos en los más terroríficos, y la figura de los niños no es una excepción. Niños asesinos, niños poseídos, niños fantasmagóricos, niños vampiros… a lo largo de los años los niños malvados se han ido convirtiendo en un arquetipo constante del género con personajes icónicos como Regan MacNeil de El Exorcista (1973) o Damien Thorn de La Profecía (1979). Sin embargo, estos son solo la punta del iceberg de una miríada de niños aterradores que han sobrecogido a los espectadores durante décadas. Estas cinco películas están protagonizadas por algunos de ellos.


Imagen por cortesía de © Warner Sogefilms S.A.

1. El espinazo del diablo (MEX/ESP, 2001)

Si Guillermo del Toro está implicado en la realización de una película ambientada en un recóndito orfanato en la España de posguerra, sabes que los moradores de dicho establecimiento no van a ser del todo humanos y que algún monstruo va a rondar por las instalaciones. En este caso, se trata de Santi, una fantasmagórica aparición infantil que hiela la sangre en las venas de Carlos, un muchacho recién llegado al orfanato, y de los sobrecogidos espectadores, cada vez que aparece en pantalla hasta el inesperado desenlace final.


Imagen por cortesía de © Vértigo Films

2. Ellos (FRA/ROU, 2006)

El cine de terror francés de los últimos años, conocido como Nuevo Extremismo Francés, nos ha deparado más de una escalofriante e inolvidable pesadilla. En este caso la pesadilla se revela en la forma de un grupo de pre adolescentes encapuchados que invaden el aislado domicilio de una profesora francesa y su marido con muy malas intenciones y se dedican a aterrorizarles durante la noche como si fuera otro más de sus juegos infantiles.


Imagen por cortesía de © Filmax

3. Cromosoma 3 (CAN, 1979)

El maestro del cine de terror David Cronenberg no podía faltar en una lista sobre niños espeluznantes y los mutantes homicidas infantiles de Cromosoma 3 deberían figurar por sí solos en las primeras posiciones de dicha clasificación. Sobre todo, una vez que descubrimos exactamente de dónde vienen y somos testigos de los brutales asesinatos que son capaces de cometer. De nuevo, la figura de inocentes niños encapuchados se convierte en la imagen central de otra pesadilla cinematográfica y su demencial alumbramiento es Cronenberg en estado puro.


Imagen por cortesía de @ Deliverance Pictures

4. La noche de Halloween (USA, 1978)

«Me encontré a un niño de seis años de rostro pálido, sin emoción, y los ojos más negros que haya visto: los ojos del Diablo». Nada puede expresar mejor que estas palabras del psiquiatra Sam Loomis lo que es un niño terrorífico, y la excepcional e impactante secuencia en primera persona que abre la obra maestra de John Carpenter, y en la que acompañamos desde su propio punto de vista a un asesino hasta terminar apuñalando una adolescente no puede ser más sobrecogedora; sobre todo que cuando el espectador descubre la identidad del asesino: el hermano pequeño de la víctima.


Imagen por cortesía de @ United International Pictures

5. El cementerio viviente (USA, 1989)

Cuando el pequeño Gage es atropellado nada menos que por un camión, a su destrozada familia les parece una buena idea enterrarlo en un antiguo cementerio indio para animales sobre el cual corre el rumor de que está levantado en suelo impuro, y ¿adivinan qué sucede a continuación? Pues que el pequeño Gage regresa convertido en un auténtico psicópata dispuesto a aterrorizarnos armado con un bisturí y un eterno ceño fruncido que seremos incapaces de quitarnos de la cabeza.


#2020 #NiñosEspeluznantes #NiñosAsesinos #NiñosMalvados



terrorbit
terrorbit
Escritor y amante de cine de terror. Superfan de las películas de zombies, cuantos más zombies, mejor. Desde mis ojos, cuatro décadas viendo cine de terror os contemplan.