Las brujas de Roald Dahl (2020)
Las brujas de Roald Dahl (Crítica de cine)
octubre 30, 2020
Península (2020)
Península (Crítica de cine)
noviembre 3, 2020
I'm Thinking of Ending Things (2020)

Imagen por cortesía de © Netflix

#CriticadeMiedo

Estoy pensando en dejarlo

Impecablemente rodada esta historia de horror existencial presentada bajo la apariencia de thriller psicológico, en las manos de Charlie Kaufman se transforma paulatinamente en un drama surrealista post-horror sobre la incomprensión y el tedio como máximo exponente del terror cotidiano, que consigue hacer reflexionar al espectador durante una buena parte del metraje pero, en última instancia, no termina de concretarse de un modo totalmente comprensible.

Título original: I’m Thinking of Ending Things (USA, 2020) Color, 84 mins.
Director: Charlie Kaufman
Reparto: Jesse Plemons, Jessie Buckley, Toni Collette, David Thewlis

★★✰✰  Estoy pensando en dejarlo (2020) on IMDb


Extraña e inquietante adaptación de una novela de Iain Reid , firmada y dirigida por Charlie Kaufman, sobre las ansiedades y miedos de una estudiante universitaria de física cuántica, insatisfecha con su relación sentimental que, un buen día, de camino a una incómoda visita a la granja familiar de su novio, tiene el pensamiento de dejar su relación. La pesadilla comienza cuando, para su sorpresa, su novio reacciona como si lo hubiera escuchado.

Impecablemente rodada, gracias sobre todo al trabajo fotográfico de Lukasz Zal, esta historia de horror existencial presentada bajo la apariencia de thriller psicológico, en las manos de Charlie Kaufman se transforma paulatinamente en un drama surrealista post-horror sobre la incomprensión y el tedio como máximo exponente del terror cotidiano. Ese terror prosaico que provoca la ansiedad y la angustia que sufren diariamente quienes han renunciado a su esencia por mantener una relación sentimental prolongada.

A través de una fatigosa voz en off, la protagonista nos desvela sus inquietudes intimistas y sus sospechas de que algo está irremediablemente mal en su pareja y por ello decide buscar el instante adecuado para comunicarlo. Lo malo es que en la granja familiar esperan una familiar Toni Collete, entregada a la neurosis, y un David Thewlis bizarro y perturbador. A partir de este momento, a Kaufman parece no interesarle el original literario y se entrega al desarrollo de un galimatías surrealista que incluye constantes saltos temporales, una presencia espeluznante y sepulcral en la asfixiante y gélida atmósfera del exterior de la granja, personajes que aparecen y desaparecen sin explicación alguna o un imposible envejecer y rejuvenecer de los padres del novio. Todo ello sólo contribuye a confundir a un espectador que, como los protagonistas, comienza a estar ya un poco desgastado de tanto discurso filosofal.

Y es que el mayor problema que tiene Estoy pensando en dejarlo es que Charlie Kaufman concibe su historia más allá de una simple propuesta cinematográfica constreñida a los formalismos propios del género de terror o del suspense, como sucede con la novela de Reid, y la deja tan indefinida que es incluso complicado ver esta película como un ejercicio de horror. Claro que esta es una de las características que más definen al subgénero post-horror y hasta el espectador menos perspicaz es capaz de sentir el aura inquietante y espeluznante que impregna la atmósfera de la película.

Lo cierto es que la película de Kaufman es única e inclasificable y no se parece a nada del exiguo panorama cinematográfico internacional actual. El horror existencial del director neoyorquino consigue hacer reflexionar al espectador durante una buena parte del metraje, pero en última instancia no termina de concretarse de un modo totalmente comprensible.


#2020 #EstadosUnidos #PostHorror, #TerrorExistencial #CharlieKaufman #JessePlemons #JessieBuckley #ToniCollette #DavidThewlis #Netflix




terrorbit
terrorbit
Escritor y amante de cine de terror. Superfan de las películas de zombies, cuantos más zombies, mejor. Desde mis ojos, cuatro décadas viendo cine de terror os contemplan.