Stray (2019)
Stray (Crítica de cine)
abril 1, 2019
Cementerio de animales (2019)
Cementerio de Animales (Crítica de cine)
abril 5, 2019
Soul to Keep (2018)

Imagen por cortesía de © 1091 Media

#CriticadeMiedo

Soul to Keep

Especie de copión barato y poco inspirado de «Posesión Infernal» sobre un grupo de amigos que se encuentran un libro de invocaciones demoníacas y tratan de llevar a cabo un ritual de invocación con nefastas consecuencias, que no resulta especialmente terrorífica.

Título original:Soul to Keep (USA, 2018) Color, 94 mins.
Director: David Allensworth, Monière
Reparto: Sandra Mae Frank, Aurora Heimbach, Kate Rose Reynolds, Derek Long

★✰✰✰ Soul to Keep (2018) on IMDb


Especie de copión barato y poco inspirado de Posesión Infernal (1981) sobre un par de hermanos que reúnen a sus amigos en la vieja casa familiar donde encuentran un libro de invocaciones demoníacas que hace referencia a Belcebú, uno de los siete príncipes del infierno. Por supuesto, intentarán llevar a cabo el ritual de invocación, con nefastas consecuencias.

Evidentemente, Soul to Keep no aporta nada memorable al subgénero de posesiones demoníacas. Desde la poco original historia, que vampiriza conceptos mejor tratados en otras películas de género como la ya mencionada Posesión Infernal y cualquiera de sus infinitas imitaciones, hasta los personajes estereotipados y predecibles, todo en esta película resulta muy familiar. Incluso el tema recurrente de usar la sexualidad como una forma de transferencia de la posesión demoníaca, no anda muy lejos de la premisa sugerida en It Follows (2014) .

A parte de esto, lo que resulta realmente destacable de Soul to Keep es la secuencia de créditos del principio, mostrando ilustraciones de libros sobre demonología y fotos de criaturas demoníacas observando las acciones de los peores villanos de la humanidad, que establece un tono para la película mucho más terrorífico de lo que desgraciadamente se consigue alcanzar con un escenario de posesiones tan estandarizado. Es cierto que hay un par de sobresaltos bien puestos a lo largo del metraje, pero, en su mayoría, no hay un verdadero sentido del suspense que pueda conmover al espectador y la desconexión emocional de éste con los personajes tampoco ayuda demasiado.

En definitiva, una película de tantas sobre posesiones demoníacas, que es más destacable por la naturalidad con la que el reparto se desenvuelve con el lenguaje de signos (uno de los personajes tiene una discapacidad auditiva) que por el miedo que provoca en el espectador.




terrorbit
terrorbit
Escritor y amante de cine de terror. Superfan de las películas de zombies, cuantos más zombies, mejor. Desde mis ojos, cuatro décadas viendo cine de terror os contemplan.