Knife+Heart (2018)
Knife+Heart (Crítica de cine)
junio 10, 2019
Memorias de un asesino (2017)
Memorias de un Asesino (Crítica de cine)
junio 14, 2019
Muñeco diabólico (Child's play) (Banda Sonora Original)

Imagen por cortesía de © Sony Music Entertainment

#MusicadeMiedo

Muñeco diabólico (Child’s play)


Compositor: Bear McCreary
Discográfica: Sony Music Entertainment ©2019
Duración: 21 canciones, 66 mins.


Muñeco diabólico (Child's play) (Banda Sonora Original)

Imagen por cortesía de © Sony Music Entertainment

A estas alturas, todos ya deberíais conocer mi especial predilección por Bear McCreary, un compositor que goza de un especial éxito actualmente y que en 2019 ha creado las partituras para Godzilla: Rey de los monstruos (2019), Feliz día de tu muerte 2 (2019) o Campamento alienígena (2019), entre otras.

El nuevo remake o, debería decir mejor reboot, de Muñeco Diabólico dirigido por Lars Klevberg es una modernización de la clásica historia de Chucky, el muñeco asesino poseído por el espíritu vengativo de un asesino en serie aficionado al vudú, que ahora se convierte en la venganza de un empleado descontento que manipula la I.A. del muñeco, borrando todas sus directivas de seguridad, antes de sacarlo al mercado. Curiosamente y contra todo pronóstico, la versión de Klevberg resultó ser una divertida película de terror y una de las sorpresas más agradables de 2019.

Y la partitura de Bear McCreary no podía quedarse atrás. Bear compone de manera magistral una banda sonora aterradora que incluso integra el uso de instrumentos de juguete para representar musicalmente la siniestra atmósfera recreada por Klevberg. Una atmósfera que se transmite casi de inmediato, desde «Theme From Child’s Play», el primer corte del álbum. Una melodía de percusión ligera que recuerda a una caja de música, aderezada con voces infantiles espeluznantes, que va subiendo de intensidad con voces más profundas y dramáticas, hasta culminar en la voz del actor Mark Hamill recitando la nueva canción del muñeco Buddi (como se llama ahora el muñeco de marras).

Resulta particularmente interesante el uso de Bear McCreary de varios juguetes musicales, como mencioné antes. En esta pista y en todo la longitud del álbum. Pianos de juguete, armónicas, etc. acompañan a la orquesta convencional y a los coros escalofriantes para generar un efecto increíblemente inquietante, que captura perfectamente el espíritu de juguete asesino de Buddi, que se renombra a sí mismo como Chucky. Y justo en ese momento donde comienza la partitura de verdad. La apertura se hace con las ominosas notas del tema principal de Muñeco Diabólico, que nunca sonó más espeluznante como reinterpretada con uno de los instrumentos de juguete de McCreary.

Tonalmente hablando la banda sonora oscila entre el sonido de cuerdas, los instrumentos de juguete y las voces para las partes más aterradoras y notas suaves de piano y cuerdas más alegres para las partes más alegres que representan la relación emocional de Andy con su madre, sus nuevos amigos, etc. Dada la naturaleza dual de Chucky que es por una parte juguete y por otra objeto asesino, ambos ambientes han sido una decisión muy acertada por parte de Bear McCreary. El tono alegre se extiende durante una buena parte del principio del álbum, a lo largo de cinco o seis temas. Que incluyen incluso una reinterpretación del tema recurrente pero con suaves notas de piano más alegres en «A New Friend». Hasta que las voces siniestras y los instrumentos de juguete regresan en todo su esplendor y el terror de adueña definitivamente del conjunto.

Por regla general, la partitura de Bear McCreary es bastante aterradora. Muy en consonancia con una película repleta de sustos y de momentos de tensión que van escalando hasta el desenlace en unos almacenes de juguetes. El acierto de usar inocentes instrumentos de juguete y subvertir su sonido para que suenen realmente espeluznantes es una maniobra de un músico que no teme alejarse de los convencionalismos y recurrir al pensamiento creativo para obtener un álbum magistral, digno de ser escuchado por la corriente de aficionados a las bandas sonoras.

#2019 #BearMcCreary #SonyMusicEntertainment



KrazyKat
KrazyKat
Siempre uso un bolígrafo como batuta, adicta al cine de terror y a la música que me llega desde mi barra de sonido surround. 100% millennial y 200% fan de los gadgets tecnológicos. Spotify me salvó la vida.