The Silencing (2020)
The Silencing (Crítica de cine)
noviembre 5, 2020
Possessor (2020)
Possessor Uncut (Crítica de cine)
noviembre 8, 2020
La herencia (2020)

Imagen por cortesía de © Vertical Entertainment

#CriticadeMiedo

La herencia

Fallido pero elegante thriller de suspense psicológico que parte de una premisa con auténtico potencial, la hija de un poderoso patriarca que descubre que su padre le ha dejado en herencia un secreto maligno y aterrador oculto en un búnker en el jardín trasero, que es desarrollada de manera chapucera y con una ausencia de total de tensión, por culpa fundamentalmente de su débil guión.

Título original: Inheritance (USA, 2020) Color, 112 mins.
Director: Vaughn Stein
Reparto: Lily Collins, Simon Pegg, Connie Nielsen, Chace Crawford

★★✰✰  La Herencia (2020) on IMDb


Thriller de suspense psicológico que fue presentado en el Festival de Cine de Tribeca 2020 y que supone el segundo trabajo en la dirección de Vaughn Stein, pone de manifiesto la deshumanización del poder y el peso que los lazos familiares pueden ejercer sobre nosotros. En este caso, la hija del patriarca de una poderosa familia asociada a la política, que tras el fallecimiento del padre tiene que hacerse cargo de una herencia maligna que amenazará con destruir su vida y la de su familia. A partir de aquí, el film aporta diversos giros de guión para evitar caer en el maniqueísmo con el que amenaza la historia. Una madre posesiva, un hermano ocultamente resentido por el resultado de la herencia y un recluso a la fuerza cuya presencia es como la crónica de una tragedia anunciada.

Alejada de los parámetros estéticos del género de horror, La herencia se apoya en la psicología de sus personajes y en el clasicismo de su guión para generar el suspense necesario para enganchar y espeluznar a los espectadores. Un guión saturado de sorpresas y de tensión que resulta aburrido y entretenido a partes iguales. Descubrir a un desconocido cautivo en un sótano durante más de 30 años debería ser algo más impactante que lo que propone Stein. Pero lo cierto es que, tras una apertura hiperbólica, la trama se viene abajo por el discurrir lento de la historia y la falta de emociones fuertes. Tampoco ayuda que Lily Collins, a quien vimos como novia sufridora del asesino en serie Ted Bundy en la producción de Netflix Extremadamente cruel, malvado y perverso (2019), parezca más una estudiante universitaria que una exitosa e implacable fiscal de distrito. Ni tampoco que Simon Pegg, lejos de parecerse a la maldad personificada tipo Hannibal Lecter que se le supone, sobreactúa considerablemente mientras se dedica a repetir los ingredientes de una tarta de lima.

La herencia es una película tan imperfecta como desconcertante, capaz de generar interés en su primera media hora, intensa y emocionante, como de aburrirnos enormemente con una parte intermedia sin nada destacable en los conflictos familiares que plantea, donde el guión comienza a divagar narrativamente con el único fin de dilatar de manera injustificada los duelos interpretativos entre Peg y Collins. Y luego dar un giro narrativo que se veía venir desde el comienzo y hacer que todo el conjunto empiece a chirriar definitivamente. Quizás, si la película no se hubiese tomado tan en serio a sí misma, hubiésemos tenido entre la manos un entretenido film de serie-B, pero tristemente todo parece muy forzado y caótico.




terrorbit
terrorbit
Escritor y amante de cine de terror. Superfan de las películas de zombies, cuantos más zombies, mejor. Desde mis ojos, cuatro décadas viendo cine de terror os contemplan.