La Purga: Infinita (2021)
La Purga: Infinita (Crítica de cine)
julio 16, 2021
Cielo rojo sangre (2021)
Cielo rojo sangre (Crítica de cine)
julio 23, 2021
La calle del terror - Parte 3: 1666 (2021)

Imagen por cortesía de © Chernin Entertainment | Netflix

#CriticadeMiedo

La calle del terror – Parte 3: 1666

La última parte del tríptico inspirado en R.L. Stine, propuesto por la realizadora Leigh Janiak, que encaja en su lugar como una pieza de puzle perfectamente torneada, para concluir un interesante híbrido entre el cine y el formato seriado televisivo, que mantiene el tributo a los estereotipos más familiares del género fantaterrorífico con una historia definitivamente alejada del tono slasher de sus predecesoras, pero no por ello menos entretenida, sino más espeluznante si cabe.

Título original: Fear Street: 1666 (USA/CAN, 2021) Color, 114 mins.
Director: Leigh Janiak
Reparto: Kiana Madeira, Olivia Scott Welch, Ashley Zukerman, Gillian Jacobs

★★✰✰ Fear Street: Part Three - 1666 (2021) on IMDb


La realizadora Leigh Janiak cierra su fantástico tríptico, inspirado en la obra de R.L. Stine, con un regreso a las fuentes del horror para revelar el origen de la maldición que atormenta a los adolescentes de dos comunidades norteamericanas separadas por la prosperidad y por una leyenda aterradora. Si las anteriores entregas tenían a los clásicos del slasher de las décadas de los 80 y 90 como referentes más evidentes, en este segundo capítulo nos adentramos en la imaginería del subgénero de brujería y el folk horror como ambientación, para contar el origen de la infame bruja que está asesinando a los adolescentes, trasladando la acción temporalmente al siglo XVII y al asentamiento colonial, donde sus puritanos habitantes instigaron la sangrienta caza de brujas que dio lugar al nacimiento de la centenaria maldición.

Con un innovador y arriesgado planteamiento de estreno, cada parte fue presentada con una semana de diferencia entre ellas en la plataforma de vídeo streaming Netflix, La calle del terror – Parte 3: 1666, supone la superación de Janiak como urdidora de historias espeluznantes, siempre al servicio del relato por encima de sus aspiraciones de estilo, que no son pocas, adoptando un tono y aspecto visual muy diferente y cercano a los viejos films sobre la Inquisición española, como El inquisidor (1968) de Michael Reeves o Las torturas de la inquisición (1970) de Michael Armstrong, y, por encima de todo, del clásico de Mario Bava La máscara del demonio (1960) , completamente alejado de las referencias y los guiños a la cultura pop que se convirtieron en la seña identitaria de los films anteriores.

A pesar de todo, Janiak hace un trabajo excelente a la hora de imprimir el mismo empuje y un ritmo similar, aunque visualmente persista una cierta atmósfera de telefilme que desmejora el estilo global de la saga y las interpretaciones de un reparto, abiertamente milenial, no estén a la altura de la carga emocional que contiene una historia de época de este tipo. Con todo, la trama se desarrolla con una precisión y una homogeneidad milimétrica, completando su tributo al género en el que se enmarca con una ingeniosa mirada a la esencia del terror. Si en la primera y segunda parte, la trama giraba en torno al tributo más o menos sincero del género, como metáfora de la angustia adolescente y ciertos prejuicios sociales contemporáneos, ahora todo se transforma en un drama histórico sobre la intolerancia del puritanismo, el peligro paranoico de la superstición colectiva y la tragedia personal. Además, se sumerge de lleno en el aspecto más sobrenatural de la historia, alejándose de los coqueteos anteriores. Aquí el miedo es más primitivo y más opresivo.

La calle del terror – Parte 3: 1666 encaja en su lugar como una pieza de puzle perfectamente torneada que, en su tercer y último tramo, enlaza con los acontecimientos de sus predecesoras de manera coherente y, sobre todo, fluida, sin perder tiempo en avanzar hacia la resolución final. Un interesante híbrido, en definitiva, entre el cine y el formato seriado televisivo que se construye alrededor de una historia que se extiende a lo largo de trescientos años, sobre las consecuencias que los actos del pasado tienen sobre los acontecimientos del presente, resuelto con solvencia y enteramente satisfactorio.




terrorbit
terrorbit
Escritor y amante de cine de terror. Superfan de las películas de zombies, cuantos más zombies, mejor. Desde mis ojos, cuatro décadas viendo cine de terror os contemplan.